Clásicos pensamientos...


Durante los últimos inviernos nos pasa siempre. Empezamos a darle vueltas de nuevo al "asunto racing". Nos informamos sobre cómo está el panorama de las clásicas y meditamos a menudo sobre qué queremos y podremos hacer ese nuevo año o "temporada". Afortunadamente, tenemos un paisaje de categorias y eventos/carreras amplio en nuestro país. Asi que toca escucharse a uno mismo y ver qué campeonatos, pruebas o saraos podríamos ir planificando acorde al bolsillo... porque la viuda rica generosa no llega y sin ella veo difícil conseguir algún patrocinador (risas, por favor).

Por una parte, miro los reglamentos que suelen publicarse a finales de enero o ya en febrero, también los calendarios con sus fechas y ubicaciones, por otra parte, lógica, se va sumando y revisando precios, tarifas y posibilidades "presupuestarias", sin hablar de esa otra "vibración" que ultimamente surge cuando tu corazón te dice que pruebes en otra categoría... Todo es cuestión de pasta, en todo caso, ¡como siempre! y más en este mundillo. Hace muchos años, ignorantes que eramos algunos, pensábamos que los precios eran más contenidos, incluyendo el de las licencias, ¡craso error! Es un mal endémico que supongo no tiene solución. Sumándolo todo, en general, resulta caro adquirir una moto, más el gasto del repaso para ponerla en orden, sin hablar de las preparaciones que realizan algunos... En el caso de las licencias buena culpa lo tiene el pellizco gordo que se llevan las aseguradoras (lo digo para los que a veces criticamos directamente a las federaciones regionales).

Se mueve dinero en este mundillo, sí, no por una "Dorna" o grandes patrocinadores y contratos blidandos, pero sí entre federaciones, particulares, pilotos, coleccionistas y preparadores. Ya os hablé varias veces en el pasado del mantenimiento que algunos pilotos suelen realizar a sus bellas monturas. La frecuencia y el precio del recambio es alto, normalmente, por lo que para los más modesto parece un "pozo sin fondo". Además, los buenos preparadores (que haberlos haylos) no trabajan por dos duros. Y como cada uno con su dinero hace lo que quiere... en esas estamos. Desconozco en detalle los presupuestos de los equipos, digamos, serios que corren la Copa de España de Velocidad Clásicas, pero después de estos años de experiencias me puedo creer cualquier cosa que me cuenten.


Más cerca, en el mundo "mortal", tenemos varios campeonatos "ligeros" y divertidos, los regionales, que se corren, la mayoría de las veces, en pistas de kart en lugar de en los grandes circuitos permanentes como sucede con la Copa y con otros Campeonatos de Clásicas. En estos circuitos pequeños las inscripciones, además, son más razonables. Circuitos y pruebas urbanas, cada año parece que se celebran menos, salvo en la zona de Valencia, por supuesto, donde siempre hay exhibiciones y carreras, pero aquello, amigos, es un pequeño paraíso, ¡otro mundo! y luego La Bañeza, claro, que esperemos dure muchos años más, a pesar de sus polémicas ya casi habituales. También es bonito contemplar que en Portugal, nuestros amigos de las clásicas lusos, siguen con sus ganas de celebrar más pruebas y repetir algunas como la de Lordelo, que, como conté en algún post, fue realmente impresionante, ¡qué dure!

En esos campeonatos "ligeros" como el Castilla y León o el Norte solemos poner nuestros ojos invierno tras invierno. Como conté en mi página de Facebook ("Proyecto Herm-Ossa") hace unos meses, nuestra intención era poder participar en el Campeonato de Castilla y León. Si no en todas las pruebas sí en la mayoría. Parecía viable con la ventaja que sus pistas están cerca de Madrid, además, por lo que ahorrábamos en logística, gasolina para el coche e incluso alojamientos. Pensando todo esto, pensamos en dónde "estrenar" la Ossa este año, en qué entrenamiento, en incluso volver a rebajar algún kilo... la moto lleva dormida desde el día de la siguiente foto, en Lordelo (Portugal), allá por julio del pasado año...


Hace unos dos meses echamos números una vez conocidos los precios oficiales que indicó la federación castellana. Para este año, por 280 euros tendríamos la licencia para hacer solo el Castilla y León...450 euros costaría la nacional senior (la habitual que sacamos la mayoría). Habría que pensarlo muy bien. Con la licencia "light" solo tendriamos cobertura para ese campeonato, no incluyendo entrenos ni tandas... Asi que si sumas 280 + 120 que vale un seguro de tandas ...y si haces alguna prueba fuera de la región suma más que esos 450 de la licencia nacional senior. Por supuesto, luego hay que añadir el precio de las inscripciones, el alquiler del carro, los desplazamientos, alguna noche en hostal, etc... y que no te caigas o tengas avería gorda, por supuesto, la canción de siempre. Y no, no vamos a llorar, nadie nos obliga a meternos en estos fregaos pero es de recibo pensarse las cosas y valorarlas... yo os la cuento aquí porque sé que a algunos os interese saber cómo está el patio, o por simple "curiosidad motera". Al final, entre esas cifras y el mareo de pequeños cambios en los reglamentos que publicaba la federación (aunque realmente no afectaban a mi categoria) me fui "deshinchando" y fui demorando mi decisión...

También me llamaba mucho la atención desde el año pasado cambiar de categoría, notar más potencia en el puño, probar con las japos pequeñas que se han sacado de la manga los amigos de "Pilotones" para su prueba veraniega de resistencia pero que se extrapolan al Cto. de Velocidad regional. Motos accesibles como la GPZ 500, la Bandit pequeña, la GS 500, bikes con suficiente potencia para rodar con ellas a fuego y divertirse en los kartings... Durante todo el invierno hemos visto las que iban preparando los amigos de este grupo de buenos quemaos, casi todos norteños. Pensé incluso en adquirir una vieja GPZ 500 de segunda o tercera mano. Hay muchas en venta con precios que oscilan entre los 600 y los 1200 euros pero hacerlo era sumar más "números" al presupuesto...Aqui la bella estampa de la japo de un conocido que corre con ella...


¡Y por imaginación que no sea..! Tampoco dejamos de sentir auténtico furor cardiaco por las oldies que corren en algunos campeonatos como el Norte o el Catalán.. esas categorias llamadas Formula 1, Formula 2 y MaxiClassic. En la primera de ellas, como muchos sabéis, se puede correr con "macho bikes" anteriores al año 84, aquellas enormes tetras refrigeradas por aire, largas y pesaditas, pero inolvidables y hermosas, estilo Suzuki Katana o Honda Bol d'Or.. el problema es el pastón que piden por ellas de segunda mano, muy elevados. Sentir su potencia bruta sobre esos chasis "de juguete" debe ser totalmente adrenalínico, enfermizo casi, toda una droga. Aprovecho para felicitar por aqui al amigo Edu que ganó recientemente en su categoría, en Alcarrás, con su bella Katana, ¡zorionak!


La otra opción es la categoria Formula 2 donde, casi exclsusivamente, corren con XJ 600 y RD 350. Aunque son dos modelos que siempre me han enamorado, no sé por qué será que ahora mismo no me hacen vibrar como una cita de enamorados... Tambíén miré precios y alguna unidad y, otra vez, las cifras se iban de madre. Por ejemplo la XJ 600 apañada que vi en un taller de Ventas hace mes y medio, a falta de cambiar neumáticos y batería, se vendía en 3000 eurazos.. ¿estamos locos o qué?

En la categoría de MaxiClassic suelen aceptar motos hasta 1991 por lo que hay una legión de CBRs, la más efectiva sin duda, junto a alguna Stinger y GSXR..., sus pilotos ya van muy rápido, sobre todo los punteros, claro, poca broma con sus tiempos, ese nivel se antoja lejano para nuestras modestas habilidades...aunque como caiga del cielo una oldie que arranque y no tenga "derramas" allá que vamos sin miedo (próximo evento: 20 de mayo en Los Arcos). A veces sueño con una aligerada FZ 750 o una Stinger guapa.. ¡pobre soñador!

Como espejo tenemos, para cualquier categoría, en mi opinión, los campeonatos y pruebas que organiza Javier Gil y su equipo en Cataluña, ¡im-presionante! Reglamentos, ambiente, organización y circuitos de primera, una pasada, ¡ojala algún año podamos participar en alguna de esas carreras de Endurance de 3 o 4 Horas que dejan a la gente con tan buen sabor de boca! Felicidades Javier por hacernos soñar. Aquí os dejo el enlace al vídeo de la primera prueba del año, celebrada hace apenas unos días en la pista de Alcarrás...


Hay que reconocerlo, está claro que un cambio razonable, de vez en cuando, siempre apetece y motiva. Con esas motos el efecto de ir "dos" sobre la Ossa se anularia, lo cual no es nada desdeñable para bajar tiempos... no tendriamos que empujar tanto y, claro está, por mucho que nos guste nuestra monocilindrica el cuento cambiaria en muchos sentidos, tanto dinámicos como de mantenimiento. Infidelidad contenida, y por ahora, me temo, demorada hasta mejor ocasión... Al final hay que disfrutar siempre con las herramientas que uno tiene, sean muchas o pocas.
 

Ganas teniamos este invierno de arrancar la Ossa pero desde que la guardo en su nueva ubicación (un garaje comunicatario) se ha evaporado la posibilidad que teniamos de arrancarla en el polígono de Seseña y darnos unas vueltas para hacer girar esos neumáticos y darle un poco de vida al noble motor monocilindrico... en mente teniamos realizar algun entrenamiento y así va a ser, este próximo domingo por fin rodaremos con ella, en buena compañía, en la pista FK1, circuito que no conozco pero que para mecánicas como la nuestra imagino será ideal. Así que arrancamos en mayo, no sé exactamente "qué arrancamos" pero, al menos, empezaremos a mover la Ossita. No sé aún si podremos participar en el Campeonato Norte, al menos a las pruebas de Zuera queremos ir, ya veremos...

Y, para coronar el evento, hace apenas unos días pudimos ¡¡por fin!! sacarnos una espinita clavada y colocamos la cupulita que teniamos hace meses pintada y guardada. ¡Ahora sí que está guapa la niña! Llevaba mucho tiempo sintiendo que su estampa no terminaba de convecerme. Quería "cerrarla" estéticamente por delante, incluir una cúpula que "curvase" la moto por delante, al igual que el colín la cierra por detrás. Gracias a la ayuda material y humano de Chema y su hermano Manolo, en su taller, pudimos montarla bajo la supervisión de mi padre. Fueron unas horas estupendas. Y es que sin medios o un taller a mano es complicado mantener cualquier moto. En resumen, todo listo para volver a rodar con ella y disfrutar del olor a Castrol y gasolina 98... !! Disfrutemos de lo que tenemos... en espera de otros días, de otros sueños razonables..


No hay comentarios:


GRACIAS A TODOS LOS QUE ME AYUDARON POR EL CAMINO...